"Más allá de la obligación"



 

Lo de esta mañana de Fátima atendiendo en la barra, ha sido de EXCELENCIA

Me llama por mi nombre como cliente de ellos que soy (habitual). Conoce lo que me gusta y me pregunta si es lo que quiero (habitual). Y hace algo más: al darme los cambios ¡añade una moneda de aquellas antiguas de "duro", que es con la que funciona aún en buen estado esa gramola, para que me pueda poner yo la música que me apetezca!. Un valor añadido de atención más propio (o más fácil de esperar), del dueño o dueña de un negocio. Javi está estos días de vacaciones por Rumanía creo, pero Fátima se encarga de dejar el pabellón en alto 


Claramente más allá de sus obligaciones laborales, con interés en que el mesón como tal funcione de verdad

Comentarios

Entradas populares de este blog

El "yo lo uso"

Hacer entender a un simple niño